Comunícate con nosotros

Desde estados unidos (407) 459 7958

desde Colombia (57-4) 444 66 10

Usted esta viendo:

Rejuvenecimiento de Piel - Láser Fraccionado

FAQs - Rejuvenecimiento de Piel - Láser Fraccionado

La actividad o contracción de los músculos de la expresión facial con el tiempo tienden a formar arrugas o pliegues permanentes. Estas arrugas que se forman con la expresión se llaman arrugas dinámicas y se tratan de forma excelente mediante la toxina botulínica.

Para rejuvenecer la piel se han usado los peeling, la dermabrasión y el láser convencional.  Con cualquiera de estos métodos se pueden lograr excelentes resultados en la mayoría de los pacientes, sin embargo, todos estos procedimientos implican una recuperación larga y  un riesgo importante de alteraciones en la pigmentación o coloración de la piel.

Existen tres tipos de láser para rejuvenecimiento de la piel: el láser ablativo, el láser no ablativo y el láser fraccionado.

Los láser ablativos producen una lesión térmica completa de la superficie de la piel, con la aplicación de estos tipos de láser la piel se esfacela completamente quedando una herida superficial que sana en 5 a 7 días por regeneración de la piel a partir de las capas más profundas.  La piel regenerada es una piel renovada con marcada mejoría de arrugas, textura, elasticidad y coloración.   Los láser ablativos más usados son el láser CO2 y el Erbium:YAG,  éstos son efectivos, pero tienen una incidencia alta de efectos adversos. A menudo se presenta hinchazón, enrojecimiento y formación de costras.  El proceso de recuperación es largo y con frecuencia se pueden presentar manchas o cambios en la pigmentación de la piel, también puede ocurrir cicatrización anormal, infecciones y dermatitis.  En el caso del CO2 el enrojecimiento puede durar hasta 10 semanas. El láser Erbium:YAG es más superficial y las heridas sanan más rápido pero la eficacia es menor cuando se usa el mismo numero de pases y densidad que con el CO2. 

El láser no ablativo lesiona de forma selectiva la dermis o capa profunda de la piel protegiendo la capa más superficial y de esta forma no esfacela la piel.  Este tipo de láser es bien tolerado por los pacientes y aunque estimula la producción de colágeno los resultados son inferiores a los del láser convencional y  a menudo impredecibles.

El láser fraccionado es la última tecnología en el rejuvenecimiento de piel.  Con éste láser no se produce lesión térmica de toda la piel  como con el láser ablativo, si no que se aplican cientos o miles de puntos por pulgada cuadrada dejando piel intacta en que las zonas tratadas.  Con el láser fraccionado hay una recuperación mucho más rápida, un riesgo mucho menor de complicaciones y un resultado que después de varias aplicaciones se asemeja mucho al que se puede lograr con el láser ablativo sin los riesgos y la difícil recuperación que implica este último. 
El láser fraccionado es un método muy bien tolerado que ofrece los mejores resultados disponibles sin la incapacidad y los riesgos de los láseres convencionales del pasado. 

El láser fraccionado se usa para rejuvenecer la piel.  Mejora la textura y elasticidad de la piel, las arrugas finas y moderadas y las alteraciones en la pigmentación o coloración de la piel.  También es de gran utilidad en el tratamiento de secuelas de acné y el melasma

Los pacientes que más se benefician de la aplicación de láser fraccionado para tratar el envejecimiento facial son aquellos en quienes predominan los cambios de coloración o manchas en la piel y las arrugas finas y moderadas.   Los pacientes que tienen mucha piel sobrante o flácida se benefician más con cirugías.  En muchos pacientes lo ideal es combinar ambos tipos de tratamientos.

A diferencia de los otros métodos de rejuvenecimiento de la piel, la incapacidad con el láser fraccionado es mínima o casi nula.    La mejoría de las arrugas finas y moderadas es marcada al igual que de las alteraciones en la pigmentación, elasticidad y textura de la piel. Con excepción de las arrugas muy profundas, los resultados que se logran son muy semejantes a los que se pueden lograr con métodos más agresivos.

Una ventaja importantísima del láser fraccionado es que se puede usar para tratar áreas de piel más delicada como las manos y el cuello.

El láser fraccionado es un procedimiento que se hace en el consultorio.  Usualmente se recomienda la aplicación de un anestésico tópico una hora antes del procedimiento.  Las molestias durante la aplicación son mínimas.  Generalmente se requiere entre tres a cinco sesiones para lograr el mejor efecto.  Estas aplicaciones se hacen cada dos a 4 semanas.  Es importantísima la aplicación de antisolar durante todo el tiempo de tratamiento y evitar al máximo la exposición al sol.

Entre los diferentes métodos de rejuvenecimiento de piel el láser fraccionado ofrece los mejores resultados posibles sin el dolor, la incapacidad y los riesgos de los láseres del pasado.  Luego de la aplicación se presenta un enrojecimiento leve que usualmente se resuelve en pocas horas, algunos pacientes pueden presentar leve hinchazón que se resuelve rápidamente.  Se requieren siempre entre 3 a 5 aplicaciones para lograr un buen resultado.  La mejoría luego del tratamiento continúa hasta seis meses después de la última sesión.